Coronavirus y el síndrome de la cabaña

May 10, 2020 | Familia, Salud

El Coronavirus y el síndrome de la cabaña están más relacionados de lo que parece, dado al abrupto cambio que hemos sufrido en nuestra rutina. El hecho de no poder salir libremente ha trastornado nuestras costumbres.

Debido a lo anterior, se provoca una sensación de ansiedad, aburrimiento y monotonía. Conservamos la esperanza de regresar a las actividades habituales cuanto antes, pero siempre con el temor de hacerlo debido a la presencia del virus.

Según la OMS, los adultos mayores que están aislados y tienen algún deterioro cognitivo o demencia, pueden volverse más ansiosos, irritables y estar más propensos a sentir depresión.

De ahí la importancia de que los adultos mayores cuenten con unas horas a la semana de cuidado y acompañamiento con cuidadores expertos, que los ayuden a realizar otro tipo de actividades y los motiven en casa.

“A medida que envejecemos la capacidad de flexibilidad ante los cambios es cada vez menor”

Jorge Mc Douall

¿Qué es el síndrome de la Cabaña?

Realmente no es una patología como tal, es la forma de llamar a lo que experimentan algunas personas que después de estar mucho tiempo en casa sienten miedo de salir a la calle.

Para evitar padecer del síndrome de la cabaña es importante tener en cuanta que sentir ansiedad, miedo e incertidumbre de manera excesiva es motivo de alarma y es necesario realizar una consulta psicológica con un experto. Sin embargo hay aspectos que puedes tener en cuenta para prevenirlo:

  • Preparase emocional y físicamente para aceptar la nueva situación, manteniendo las medidas de seguridad en todo momento
  • Mantener contacto con familiares y amigos constantemente para evitar aislarse completamente
  • Expresar nuestros temores, entenderlos y encontrar alternativas en casa que permitan protegerte y proteger a tus seres queridos adultos mayores

Consejos para mejorar tu estado en ánimo en casa:

  1. Destina un lugar especial para realizar diferentes actividades y no te quedes todo el día en tu habitación
  2. Comparte en familia, pero encuentra un balance donde puedas tener un espacio a solas de reflexión
  3. Revisa las noticias pero no te obsesiones con ellas. Si vives con un adulto mayor coméntale claramente la situación de una manera paciente y fácil de entender.
  4. Adapta las rutinas para desarrollarlas en casa
  5. Encuentre un método de relajación y distracción que te aleje de pensamientos negativos y situaciones de estrés.

¿Te gustó? Síguenos para estar
enterado de todo lo que sucede con Pródigos

Open chat